Alexa ya está disponible en los altavoces Sonos



Sonos es una de las compañías líderes en sonido por una sencilla razón: no suelen casarse con nadie. Esto es, funcionan con todos los servicios de música, con cualquier televisor relativamente moderno y con todos los asistentes virtuales del momento, si bien sólo Alexa puede hablar español a través de ellos.

El anuncio oficial de esta colaboración tuvo lugar el pasado jueves, y tras probar Alexa en los altavoces Sonos One durante unos días, estos bien podrían considerarse una versión más lujosa y bonita de los Echo de Amazon. No hace falta ninguna aplicación más que la oficial de Alexa para configurarlos por primera vez y el resto es cuestión de hablar.

No tenemos ninguna duda de que Alexa es el asistente que mejor funciona en español en estos momentos, y eso que ha sido el último en aterrizar. Y aunque la Sonos Beam está pensada para usarla en el salón y no en una cocina o un baño, como otros altavoces de la compañía, sus funciones siguen siendo la mar de útiles.

Si tienes Spotify sincronizado con la barra de sonido, por ejemplo, la interlocución con el servicio a través de la Beam es directa y no hace falta ninguna skill ni un Echo como intermediario. Es una ventaja clara con respecto a otros altavoces por el estilo del mercado, a lo que hay que sumar lo bien que se escuchan los Sonos de todas las categorías.

Aunque se supone que el Asistente de Google también deberá estar integrado en algún momento con estos dispositivos, de momento no ha ocurrido en España, por lo que Alexa es el único asistente disponible. Si eres más de Apple, al menos puedes usar AirPlay 2 con los Sonos One y la Sonos Beam, lo que los convierte en una especie de HomePod no oficiales muy potentes.

No todos los altavoces Sonos pueden funcionar nativamente con Alexa, sin embargo. Para el Play:1 o la Soundbar, haría falta tener un Echo conectado a ellos y pedirle al dispositivo de Amazon que reproduzca la música o las noticias o las recetas de la cocina en la estancia donde dichos altavoces están situados. Es una dinámica menos fluida, pero funciona igualmente.

Fuente: https://www.elmundo.es/tecnologia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *